jueves, 27 de marzo de 2008

Baba de caracol ¿verdad o fraude?

Hace algunos años surgió en el mercado un producto que al comienzo llamó la atención por lo "original" de su fuente de producción: la "baba de caracol".

De inmediato las compañías dermatológicas se lanzaron a realizar estudios que avalaran o desecharan su eficacia y los resultados fueron sorprendentes: las personas tratadas disminuyeron sus arrugas finas en un 27% y en un 44% sus arrugas más profundas, al tiempo que disminuyeron los efectos del fotoenvejecimiento de la piel.

También fueron contundentes los resultados en cuanto a mejoramiento de la firmeza, flexibilidad e hidratación. Pero ¿a qué se deben estos resultados, casi mágicos?.

La baba de caracol es una sustancia de consistencia semi-viscosa que produce de manera natural una variedad específica de caracol, y que básicamente utiliza para reparar los tejidos de su propio caparazón. En su forma de producto de belleza, contiene:

Alantoína: estimula la producción celular y la reconstrucción epitelial, cura heridas, quemaduras y úlceras, al tiempo que repara la piel irritada por la radiación solar.

Colágeno: regenerador celular y responsable de la firmeza y tonicidad dérmica.

Acido Glicólico: exfoliante y óptimo eliminador de manchas, estrías, cicatrices, celulitis y arrugas. En sus forma industrial se utiliza para realizar peeling facial.

Elastina: es el componente encargado de estirar la piel eliminando casi de inmediato las arrugas superficiales.

Enzimas Fibrinolíticas: son las responsables de limpiar los microcapilares produciendo una mayor oxigenación y nutrición de los tejidos.

Si bien estos estudios demuestran su alta eficiencia y probada calidad, no todas las cremas con baba de caracol disponibles en el mercado son igualmente eficaces. En algunos casos por la baja concentración del producto y en otros porque son simplemente falsificaciones con una gran campaña de marketing.
Debes prestar atención a la descripción técnica del producto en su prospecto y adquirirlo en farmacias o laboratorios de reconocida trayectoria.

1 comentario:

Maria Dolores dijo...

Hola, las cremas con baba de caracol no las he probado pero sí he probado Silkiam, que está hecha con el extracto del gusano de seda. Los resultados han sido increibles, piel con elasticidad, brillo, muy buenos, realmente.
Os paso la página por si os interesa www.serumdal.es